El Convenio de transportes de viajeros de Albacete “cada vez peor”

En la segunda reunión del Convenio de Transporte de Viajeros, la patronal se ratifica en subidas banales tras 4 años de congelación salarial y además, ahora propone recortar también en el vestuario. En el Transporte de Mercancías, exiguo avance que todavía no permite un acuerdo.

Hoy se ha celebrado la 2ª reunión de la mesa negociadora del Convenio de Transporte de Viajeros, en la que la patronal se ha mostrado inmóvil en un posible acercamiento a las pretensiones de UGT y CCOO a la hora de un prudente y sensato incremento salarial, tras una congelación salarial desde el año 2011.

La patronal pone como excusa, que la mayoría de las empresas están sujetas a contratos con el Ayuntamiento de Albacete, Junta de Comunidades y Ministerio de Fomento. Y Que estas administraciones, recortaron en los últimos 4 años los contratos a las empresas, impidiendo ningún tipo de incremento salarial.

Estos pretextos, han sido desmontados por UGT: En el anterior Convenio la representación de los trabajadores aceptamos la congelación salarial, debido a la situación de crisis, los recortes de las administraciones en los contratos y al repunte del precio del gasoil. Pero en cambio hoy, con unos precios de gasoil un 30% más económico, y con aquellos mismos contratos opresivos de las Administraciones, les permite suficientemente un exiguo incremento salarial del 1,85% razonado por la representación social, para el 2016 y el 2017.

El razonamiento es claro, mismos ingresos y menos gastos permiten, sin grandes alegrías, un más que justificado incremento salarial, después de 5 años de congelación salarial, manteniendo e incluso mejorando el beneficio final de las empresas.

En cuanto a la propuesta de “racionalizar” el vestuario obligatorio para los trabajadores, en la que se darían, dos camisas de trabajo cada 2 años, cuando menos nos parece una propuesta ridícula e indigna, siendo esta imposible de sostener en un planteamiento serio, salvo que sea con la intención clara de dinamitar cualquier tipo de acuerdo.

Por ello, desde UGT creemos que además de la responsabilidad de las administraciones en cuanto a la pobre dotación económica de los contratos, las ridículas propuestas patronales en la parte económica del 0% para el 2015 (que seria el 4º de congelación), 0,5% para el 2016 y el 0,75% para el 2017, es más una estrategia común de FEDA, para seguir empobreciendo a los trabajadores de esta provincia que un planteamiento serio de negociación, obedeciendo más a una casi total congelación en toda la negociación colectiva de esta provincia.

Desde UGT, y seguro que en unidad de acción con CCOO, estudiaremos futuras medidas de presión si son necesarias, al igual que en el de Transporte de Mercancías, con planteamientos empresariales no muy alejados a los descritos.

Una vez más, exigimos de la patronal seriedad en la negociación y que abandonen estrategias posturales, si no quieren conducir a la provincia a la conflictividad laboral, presente ya en algún sector.